frre facebook porno

Mi trabajo, que es una consultor√≠a t√©cnica, siempre requiere un trabajo intenso. Mis clientes generalmente prefieren reunirse despu√©s de sus horas de trabajo. Las visitas a los clientes son intensas despu√©s de las 5 pm durante la semana y los fines de semana. Por eso es muy dif√≠cil llamar a mis amigos que trabajan durante el horario laboral normal. Los novios de los que estoy hablando son los que mi esposa siempre est√° esperando. A la hora en que apenas puedo hacer mi trabajo e go a casa, una de mis amigas llega a saludar a mi esposa en un camis√≥n de encaje transl√ļcido. Mi amiga, que entra por la puerta, se da cuenta de que el cuerpo de mi esposa sin ropa interior est√° listo debido a la luz que hay en el interior, no pierden el tiempo, mi esposa comienza a lamer la polla de su amiga que se ducha r√°pidamente, frente a la puerta del ba√Īo, ella contin√ļa lamiendo su co√Īo en la cama o sof√° y se folla el co√Īo y el culo hasta que el poder del hombre que entra se ha ido. Espera hasta que nuestro amigo se vaya, no se lava, luego lamo lo que sea que mi esposa haya manchado con esperma, voy a tener el co√Īo lleno. Pero estas cosas siempre son apresuradas debido a mis horas de trabajo.

Hace unos meses, algunos empresarios extranjeros que vinieron a nuestra ciudad pidieron consultor√≠a. Primero, discutimos los conceptos b√°sicos del tema por correo electr√≥nico por un tiempo. Dos de los asistentes se alojaban en un apartamento amueblado, que pagaban mensualmente. Es hora de juntarnos y trabajar. Decidimos trabajar en el apartamento donde se hospedaban, a partir del mediod√≠a de un d√≠a laborable. Podr√≠amos trabajar y charlar todo el d√≠a y la noche. Tambi√©n preguntaron c√≥mo pod√≠an encontrar una mujer o dos que los satisfaga sexualmente a ambos. Dijeron que no es una mujer que trabaja por dinero, sino una mujer que quiere un hombre por placer. Cuando hablaron, me di cuenta de que lo que buscaban era una mujer a la que le gustara tener sexo con dos hombres. Fue entonces cuando habl√© de mi esposa sin pensar. Dije que invito a mis amigos cercanos a la casa de vez en cuando para follar a mi esposa. Pero al mismo tiempo, mi esposa no quer√≠a que invitara a dos de mis amigos. Le expliqu√© la situaci√≥n y le cont√© mi plan que se me ocurri√≥; iba a llevar a mi esposa para que me ayudara en la reuni√≥n de negocios, ella no sabr√≠a que estaba involucrada. Depender√≠a de ellos tratar adecuadamente a mi esposa, sin dejar oportunidad para que los dos hombres se opusieran a que ella estuviera junta. Dijeron que el trabajo es f√°cil, d√©jenoslo a nosotros, tenemos experiencia. Le preguntaron qu√© le gusta a mi esposa, le dije que pueden eyacular de la manera que quieran, en la boca, por dentro, en la parte superior, solo contra el sobreesfuerzo y el dolor. El plan estaba completo. Podr√≠amos trabajar y follar libremente. Mientras los dos cuidaban de mi esposa, me preguntaron qu√© quer√≠a hacer y dije: “Veremos si es as√≠.”Como ya son dos personas, no interferir√©, me quedar√© en el curso, pueden hacer todo lo que quieran, y dije que tal vez lamer√© lo que est√°n vaciando mientras tanto. Eso es exactamente lo que estaban buscando. Dijeron que hac√≠as lo que quisi√©ramos mientras nos foll√°bamos a tu mujer. Son personas totalmente geniales.

Le dije a mi esposa, excepto por la parte de follar, por supuesto, que estaba muy feliz de estar a mi lado mientras trabajaba. No se aburriría solo en casa, pero no sabía que vendría a follar conmigo.
Tocamos a su puerta de camino a las 2 de la tarde. Ambos eran personas gentiles de estatura media, mayores de 40 a√Īos. Me dieron la bienvenida, le present√© a mi esposa, charlamos un rato y luego nos sentamos a la mesa y comenzamos a trabajar. Mi esposa estaba sentada a mi lado, tomando notas cuando lo dije. Como no ten√≠a mucho trabajo que hacer, de vez en cuando iba a la cocina y se encargaba del servicio de t√© y caf√©. Desde donde est√°bamos sentados mi esposa y yo, pod√≠amos ver el pasillo de la casa y el dormitorio al final y el ba√Īo adyacente al dormitorio. Hab√≠a otro dormitorio en el pasillo.

Nuestro trabajo dur√≥ casi tres horas. Pr√°cticamente hemos cubierto el tema. Uno de mis clientes dijo: “Estoy un poco cansado, tomemos un descanso, me voy a duchar para despertarme.”Mi esposa, que estaba sentada a mi lado, tambi√©n lo vio. Los sonidos de la ducha se pod√≠an escuchar desde el ba√Īo. Mientras tanto, el otro cliente en la mesa dijo :” Ahora recuerdo, pusieron todas las toallas limpias que trajeron hoy en mi habitaci√≥n. “No hay toallas en su ba√Īo”, dijo. Mi esposa inmediatamente dijo “Me lo llevar√© a la cama ahora”, y cuando fui a la otra habitaci√≥n a buscar una toalla, el cliente en la mesa dijo” para un comienzo f√°cil ” y me gui√Ī√≥ un ojo. El hombre abri√≥ la puerta del ba√Īo cuando mi esposa entr√≥ en la habitaci√≥n con las toallas que hab√≠a comprado. Al encontrar al hombre desnudo frente a ella, mi esposa primero se detuvo, luego le entreg√≥ una de las toallas en su mano y regres√≥ con nosotros. El hombre que se estaba duchando lleg√≥ un poco m√°s tarde con ropa c√≥moda. Cuando el otro hombre se levant√≥ y le dijo a mi esposa: “Creo que quieres ir al ba√Īo, te acompa√Īar√©”, llev√≥ a mi esposa, que no sab√≠a qu√© hacer, al ba√Īo. El hombre que se dio la primera ducha estaba sentado en una silla mientras mi esposa y yo cuid√°bamos al hombre. Cuando entr√© en el dormitorio, mi esposa, que se adelant√≥, o m√°s bien se la llevaron, se volvi√≥ y me mir√≥, vio mi rostro silencioso y ligeramente sonriente, y comenz√≥ a quitarle la ropa al hombre despu√©s de que el hombre detr√°s de ella dijo algo. Cuando el √ļltimo hombre se qued√≥ con las bragas, esta vez el hombre comenz√≥ a desabrocharse la blusa de mi esposa lentamente. Mientras tanto, mi esposa me miraba con una sonrisa. Le gust√≥ la sorpresa inesperada, pero no pudo evitar el aire de seriedad que resultaba del hecho de que los hombres eran en realidad clientes. El hombre desnud√≥ severamente a mi esposa de sus bragas, luego fueron al ba√Īo y comenzaron a ducharse juntos. Sus calzoncillos estaban mojados, y la polla erecta del hombre hizo que sus calzoncillos mojados se hincharan.

Se√Īalando el ba√Īo, mi esposa le dijo algo al hombre, y el hombre se inclin√≥ para quitarle las bragas a mi esposa, la agarr√≥ del brazo y la vio orinar en la ducha, luego puso su mano entre las piernas de mi esposa y luego se lami√≥ los dedos. Despu√©s de que termin√≥ la ducha, el hombre sec√≥ a mi esposa con una toalla, se la dio a mi esposa y se sec√≥. Mientras todo esto suced√≠a, el otro sentado en la sala de estar ya se hab√≠a quitado la ropa, hab√≠a clavado la polla en el aire y estaba esperando en el sof√°. Mi esposa y el hombre regresaron desnudos a la sala de estar, y el hombre comenz√≥ a acariciar y tocar lentamente el cuerpo de mi esposa mientras ella estaba de pie mirando la cara de mi esposa. Mi esposa estaba de buen humor, sonriendo al hombre sentado en el sof√°, mir√°ndole la polla. Mi esposa comenz√≥ a gemir cuando el hombre a su lado agarr√≥ el co√Īo de mi esposa por el frente. El hombre entonces retir√≥ su mano y puso sus dedos en la boca de mi esposa, y ella la lami√≥. Con mucha saliva en los dedos, volvi√≥ a tocarle el co√Īo, cuando mi esposa le abri√≥ las piernas de placer, supongo que los dedos del hombre debieron haber entrado en el co√Īo de mi esposa, los gemidos de mi esposa aumentaron repentinamente. Luego, el hombre regres√≥ con mi esposa y le dijo a su amiga en el sof√° que se sentara en su regazo y le follara la polla.

Su forma de hablar era muy suave y mi esposa hizo lo que le dijeron. Mi esposa agarr√≥ su polla, la frot√≥ entre sus piernas y luego dio un profundo suspiro de alivio. El hombre de pie tambi√©n se sent√≥ en el sof√° opuesto y me pidi√≥ que me desnudara y me sentara a su lado. Los dos nos sentamos desnudos uno al lado del otro, viendo a mi esposa subir y bajar sobre la polla del otro hombre. El tipo a mi lado le dijo a mi esposa que abriera bien las piernas y le mostrara al hijo de puta que entraba y sal√≠a. Mi esposa lo estaba disfrutando mucho. Gimiendo y gimiendo, continu√≥ la cogida. Un poco m√°s tarde, el hombre que se foll√≥ a mi esposa en su regazo se me acerc√≥ y me dijo que me acostara frente a √©l, y poco despu√©s de acostarme, me di cuenta de que el hombre estaba bramando y presionando a mi esposa con fuerza en su regazo, y me di cuenta de que hab√≠a eyaculado. Mi esposa, tambi√©n, estaba a la altura de su deleite en esos √ļltimos movimientos. Hombre, despu√©s de que sus piernas temblaran y se encogieran repetidamente, le dijo a mi esposa que se levantara y se agachara sobre mi cabeza. Cuando mi esposa hizo lo que le dijeron, su co√Īo comenz√≥ a gotear en mi cara y boca. Acerqu√© a mi esposa y le lam√≠ el co√Īo. Mientras tanto, el hombre que llev√≥ a mi esposa a la ducha levant√≥ a mi esposa, la puso sobre la mesa, abri√≥ las piernas y comenz√≥ a lamerle el co√Īo. Mientras me levantaba de la cama, el hombre del sof√° me dijo que le lamiera la polla y la limpiara. Mientras hac√≠a lo que me dijeron, el otro hombre estaba ocupado follando las piernas de mi esposa sobre la mesa. Mi esposa y yo hac√≠amos lo que los hombres quer√≠an con placer. El hombre que se foll√≥ a mi esposa en la mesa tambi√©n eyacul√≥ despu√©s de un tiempo y me hizo lamer el co√Īo de mi esposa nuevamente. Mientras tanto, el hombre que llev√≥ a mi esposa a la ducha levant√≥ a mi esposa, la puso sobre la mesa, abri√≥ las piernas y comenz√≥ a lamerle el co√Īo. Mientras me levantaba de la cama, el hombre del sof√° me dijo que le lamiera la polla y la limpiara. Mientras hac√≠a lo que me dijeron, el otro hombre estaba ocupado follando las piernas de mi esposa sobre la mesa. Mi esposa y yo hac√≠amos lo que los hombres quer√≠an con placer. El hombre que se foll√≥ a mi esposa en la mesa tambi√©n eyacul√≥ despu√©s de un tiempo y me hizo lamer el co√Īo de mi esposa nuevamente. Mientras tanto, el hombre que llev√≥ a mi esposa a la ducha levant√≥ a mi esposa, la puso sobre la mesa, abri√≥ las piernas y comenz√≥ a lamerle el co√Īo. Mientras me levantaba de la cama, el hombre del sof√° me dijo que le lamiera la polla y la limpiara. Mientras hac√≠a lo que me dijeron, el otro hombre estaba ocupado follando las piernas de mi esposa sobre la mesa. Mi esposa y yo hac√≠amos lo que los hombres quer√≠an con placer. El hombre que se foll√≥ a mi esposa en la mesa tambi√©n eyacul√≥ despu√©s de un tiempo y me hizo lamer el co√Īo de mi esposa nuevamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

pornos frei porno deutsches porno iphone porno kamera porno student porno blonde porno creampie porno massage porno sleeping porno mom porno sister porno